Alguna vez te has preguntado si…

06 Julio 2020

¿Es posible potenciar la autoestima de otros si no me detengo primero a calibrar la mía propia?

¿Es posible manejar las emociones de otros sin saber gestionar las mías?

¿Es posible incentivar, estimular, desarrollar e impulsar la autonomía emocional de otros sin saber muy bien si uno mismo tiene conquistada esa parcela?

¿Es posible enseñar los beneficios de la autocrítica sin tener el hábito de ser autocrítico?

¿Es posible hablar de la importancia de la buena comunicación sin ser buen comunicador?

¿Es posible ayudar a mejorar los conocimientos de otros sin ocuparse uno mismo de su propio crecimiento?

¿Es posible identificar los méritos, las virtudes y los talentos de otra persona si desconozco o no valoro los míos?

¿Es posible educar, formar, enseñar, inspirar, motivar, entusiasmar a otros sin sentirse uno mismo modelo de inspiración, motivación y entusiasmo?


Desde mi experiencia como educadora, pienso, siento y experimento que nada de lo anterior es posible si primero no sé quién soy porque desconozco todo el potencial que poseo y las fortalezas con las que cuento para afrontar el día a día de verme expuesta ante las expectativas de mis alumnos y los juicios de valor de mis compañeros de profesión. Si me siento capaz es porque he trabajado en construirme una sólida autoestima y una indestructible confianza en mí misma, la base de la paz interior que experimento cada día y que necesito para afrontar el gran desafío que supone transmitir a mis alumnos el amor que siento por mi profesión de educadora. Un amor que se traduce en optimismo, empoderamiento, inspiración, entusiasmo, motivación y creatividad. Un amor que a su vez provoca en ellos el mismo efecto de optimismo empoderamiento, inspiración, entusiasmo, motivación y creatividad. Claro que hay días mejores y peores, pero es lo que hago con esos días mejores y peores lo que determina mi nivel de satisfacción, lo que de verdad condiciona mi bienestar independientemente de las circunstancias. Y es ahí donde cada día está puesto mi foco.


Si tú también quieres convertirte en motor del cambio que quieres ver en el mundo, POEN SYSTEM puede darte las herramientas


Dejame un comentario